Sobre Isco y los recitales que lo llevaron a lo más alto

Para nadie es un secreto que Isco vive el mejor momento de su carrera. Ha tomado la estafeta de referente del Real Madrid y la Selección Española.


Por: Gus Azpilcueta

Francisco Román Alarcón Suárez nació en Benalmádena, su infancia en Arroyo de la Miel se caracterizó por tener siempre el balón en sus pies. Isco confiesa que siempre llevaba uno al colegio y cuenta que al perder el primero que tuvo hizo un berrinche monumental. Sus padres: Paco y Jenny, con cinco añitos le llevaron a la Escuela de fútbol del Patronato Deportivo Municipal. Y si bien allí los recibían hasta los 6, de inmediato notaron que el pequeño Isco tenía toda la pinta de convertirse en un crack y lo aceptaron.

“Su astucia y destreza nos decía que teníamos entre manos a un futbolista diferente, de esos por los que se paga una entrada”. -Juan Bañasco, su primer entrenador.

Destacan que a pesar de conocía su sobrada calidad, nunca se le subió a la cabeza. Incluso cuentan que a pesar de que tenían un equipazo, ganaron por primera vez la Liga Interprovicional en gran parte por él. Un par de años después, llegaría al Atlético Benamiel. Confiesan que desde aquel entonces ya mostraba el sacrificio que hoy tanto le caracteriza, que nunca dejaba de correr y sumado a su talento, denotaba que era un fuera de serie. Daba alrededor de 70 asistencias por temporada y cuando iban ganando por 7 goles, le paraban, ya que consideraban que con él eran invencibles.

A pesar de todo, sorprendía aún más que era un chico con notas sobresalientes en la escuela. Con 12 años, tuvo que dejar el Instituto Poetas Andaluces, ya que recibió una oferta del Valencia para jugar en su cantera. En ese momento, comenzaba una etapa crucial en su vida.

Tras llevar todo el proceso de categorías inferiores, el 11 de noviembre de 2010 llegó el día que tanto había esperado. Debutó con el primer equipo en Copa del Rey ante Logroñés y lo hizo de gran forma, marcando un doblete. Esa plantilla contaba con jugadores como: Juan Mata, ‘Chori’ Domínguez, Jonas, Sofiane Feghouli, Joaquín, Roberto Soldado o Aritz Aduriz. Jugó 7 partidos en la temporada. Sin embargo, Unai Emery, en aquel entonces técnico del equipo, le comunicó que no entraba en planes y le mandaría a la tercera división del club. Tiempo más tarde le calificó como un futbolista con cierta indisciplina y tendencia a engordar.

Era un momento sumamente complicado para el juvenil, sin embargo, apareció Málaga y pagó los €6M de su cláusula de rescisión, creyendo ciegamente en su potencial. Desarrollándose como mediocentro ofensivo, interior y extremo izquierdo, marcó 5 goles y dio 5 asistencias en su primera temporada. En el siguiente curso, fue pieza clave en aquella histórica participación en Champions League del club, donde registró 3 goles y 4 asistencias en 8 partidos. En LaLiga, se dio un hecho curioso, anotándole a Valencia y Real Madrid; uno su anterior club y el otro donde más tarde jugaría.

Tras su sensacional rendimiento, llegó la más grande oportunidad de su carrera y fichó por el equipo de Chamartín. Quienes pagaron €30M, convirtiéndolo en el jugador español más caro de su historia. Su impacto se notó de inmediato y marcaría 11 goles y dio 9 asistencias en su primera temporada como blanco, donde incluso conquistó la UEFA Champions League y Copa del Rey. Con la llegada de Rafa Benítez y más tarde de Zinedine Zidane, Isco comenzó a jugar más como interior, aunque al final de la pasada temporada lo cerró más como mediapunta y consiguió 4 asistencias en los últimos 4 partidos que jugó, siendo pilar en el bicampeonato de UCL que consiguió el Real Madrid.

Hay un dato extremadamente revelador que confirma como ha mejorado su relevancia en La Roja: En sus primeros 16 partidos sólo marcó 1 gol. En los últimos 6, anotó 5 goles y dio 1 asistencia.

Durante su estadía en la casa blanca, ha atravesado momentos donde perdió protagonismo, ya que si bien es un futbolista que difícilmente se queda en el banquillo, tampoco ha logrado tener un rol de titular indiscutible que ahora apunta a tener. Sin embargo, su fortaleza mental y sobre todo, su autocrítica, le han mantenido siempre con sus objetivos fijos.

“Al final si no soy titular con Ancelotti, no soy titular con Benítez y no lo soy con Zidane, no voy a ser tonto de buscar problemas donde no los hay. Al final el responsable soy yo y eso es lo que quiero ver, dónde puedo mejorar para estar ahí”.

Como su apodo bien lo refleja, es magia en estado puro. El balón parece una extensión más de su cuerpo. Regatea como pocos en el mundo, su golpeo de pelota es superlativo y le da efecto de una manera asombrosa. Inteligente y preciso para dar pausa o revolucionar un partido. Cuenta con un enorme sacrificio defensivo y una notable precisión para dar infinidad de asistencias. Capaz de tirarle un sombrerito a La Perla’ Reyes, esconderle el balón a Coutinho, dejar en el suelo a Busquets o hacer un caño a Marco Verratti y anotarle de tiro libre a ‘Gigi’ Buffon en un mismo partido.

Como cantaría el fenomenal Rayden, queda disfrutar cerca del estadio y de recitales de Isco.

Curiosidades:

  • Su primer perro se llamó ‘Figo’ y ahora mismo tiene otro al cual nombró como ‘Messi’.
  • Confiesa que una de sus grandes pasiones es el pádel y cada vez que tiene tiempo, va con sus amigos a practicarlo.
  • Al anotar gol besa un reloj con dos ángeles de la guarda que tiene tatuado en su brazo, el cual marca la hora en la cual nació su hijo.
  • Su más grande ídolo es Zinedine Zidane, quien ahora es su entrenador. También admiraba a Romario y Ronaldinho.
  • Tras un gol de último minuto en El Molinón, hizo un gesto que a la afición le pareció una provocación. Más tarde se supo que lo hizo a petición de una pareja que no oye, a través de su hija.
Isco
Isco con la Champions League 2016/17. Foto: Reuters.

¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Deja un comentario

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »