Mertens; el huracán de Sarri

Tras la marcha de Higuain a la Juve y la lesión de su remplazo Milik, el Napoli se quedó huérfano de gol. Sin saberlo, Sarri liberó a la bestia; Mertens


Por: Adrián | @IlRegista3

El 9 de Octubre de 2016 el virus FIFA castigaba al Napoli de la forma más cruel posible. Milik, flamante fichaje llamado a sustituir el vació de Higuain y que empezaba a hacerle olvidar a base de goles, se rompía el ligamento cruzado en el partido que disputaba su selección, Polonia, ante Dinamarca. Ante tal contratiempo, lo primero que intentó Sarri para suplir al polaco fue colocar a Manolo Gabbiadini, jugador de banda, como delantero, alternándolo con Mertens, un habilidoso extremo diestro que jugaba por la izquierda a pierna cambiada.

Ninguno de los dos hizo olvidar en un primer momento el hueco que dejaba Milik, pese a que los resultados del equipo no se resentían. No obstante, Sarri necesitaba un goleador y se planteaba acudir al mercado Invernal.

Con el paso de los partidos, Mertens empezaba a ganarle terreno a un Gabbiadini que se planteaba una salida ante la falta de minutos. El Belga no era un goleador, pero todo lo que aportaba al equipo parecía suficiente para que el técnico Napolitano empezara a tener claro con quien quedarse.

Hasta que un 11 de diciembre, en un encuentro ante el Cagliari, Mertens liberó la bestia que había dentro de él y desde aquel momento, no pudo parar de devorar redes. En aquel encuentro hizo un hat-trick, en el posterior le marcó un Poker al Torino y desde entonces fue indiscutible, logrando marcar 26 goles en 38 partidos de Serie A.

Gabbidini ante tal recital, tuvo que hacer las maletas rumbo a Southampton, no había quien parase a ese escurridizo extremo que se había transformado en una máquina de hacer goles de todas clases; de falta,llegando desde atrás, atacando al espacio e incluso demostrando un olfato de ratón de área impensable en un jugador que había fichado desde el PSV por sus actuaciones en banda.

Mertens había liberado el huracán que llevaba dentro gracias al juego de Sarri, un futbol vertiginoso, muy vertical, donde era uno de los grandes protagonistas del mismo en los metros finales, con balón y sin él.

Sin embargo, el juego de Mertens no puede resumirse en los goles. El delantero Belga ya se había ganado el puesto de forma asidua gracias al gran abanico de posibilidades que le ofrecía a Sarri; Juego de espaldas, asociación, verticalidad, creación de espacios, último pase, atraer rivales, liberar de marcas… Armas ofensivas que hacían de él, uno de los mejores delanteros del continente, una explosión tardía en esta posición a los 29 años, que le convertía en pieza clave en la sociedad que formaban InsigneMertensCallejon, y un jugador muy difícil de marcar por su libertad de movimientos por toda la zona del ataque Partenopeo, recordando el rol de Messi en el FC Barcelona de Guardiola.

Sarrismo en estado puro

Análisis

Mertens sin balón, es igual de peligroso que con él. En un desmarque de apoyo arrastra a su par. Su velocidad obliga a no dejarle ni un milímetro, pero a su vez, genera muchos espacios; Cuando baja a recibir, genera espacios a su espalda arrastrando rivales, así sus compañeros trazan desmarques de ruptura a ese espacio. Pase de primeras para el desmarque de ruptura del compañero:

Baja a recibir hasta el centro del campo en un desmarque de apoyo, actuando como un “falso 9”, acto seguido, sus compañeros trazan desmarques de ruptura:

 

 

Mertens se descuelga constantemente de su posición de referente y atrae hasta a 3 rivales. Filtra un balón entre líneas para el desmarque de tira líneas de Insigne, que se planta delante del portero.

Mertens se descuelga a banda y filtra un balón entre los defensas al desmarque de ruptura del compañero:

Ofrece distintas vias en ataque. La naturaleza de Mertens como extremo le hacen partir muchas veces desde banda, ofreciendo opción a apertura al lateral o bien entrar de fuera hacia adentro, buscando asociación o un disparo:

En su faceta sin balón, Mertens alterna los desmarques de ruptura a la espalda de la defensa cuando está lejos del área. Cuando está dentro de ella se mete entre los centrales, buscando atacar uno de los palos con desmarques cortos pero muy agresivos:

Mertens traza un desmarque de ruptura a la espalda de la defensa:

Mertens genera espacios atrayendo rivales y librando a sus compañeros de su marca:

De nuevo Mertens, libera a su compañero de la marca rival acumulando hasta 3 rivales, ofreciendo último pase:

¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Deja un comentario

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »