Leo Messi, otra noche más

Ante la Juventus, en el primer partido de la Champions League 2018, Messi, tuvo una actuación normal para él. Claro, lleva 10 años dominando el fútbol. 


Por: Eduardo Zurita | @EduardoZurita7

Llevo un año y 8 meses escribiendo sobre fútbol y siempre he tenido la libertad editorial de hacerlo casi de lo que quiera, sin embargo, solo había escrito una vez sobre Lionel Messi. Porque sobre Messi no se escribe, a Messi se le ve. En esta época cibernética donde cualquiera puede hacer lo que quiera hacer, me incluyo pues no estudie comunicación ni soy periodista, el mundo está lleno de textos vacíos, líneas que no aportan nada, y si hablamos sobre Messi una de las máximas figuras públicas de la actualidad, el efecto se intensifica aún más. ¿Qué no se ha dicho sobre Leo que valdría la pena decir?

No logre responder a esa pregunta en mi mente, sin embargo el corazón, ese mismo que late más fuerte cada vez que Messi toma el balón, a veces te impulsa a hacer cosas sin razón; y aquí me tienen, hablando sobre ese argentino de 1.66m que ha construido una Matrix. Porque no es normal, esto es un sueño, y nosotros no queremos despertar.

Anoche Leo no hizo nada diferente a lo que lleva haciendo los últimos 4 años, la diferencia fue que Barcelona como ejecutor de la mente de su entrenador, sí. Lo de la noche de ayer es un resultado que ilusiona (Ilusión en tiempos como estos en Can Barça. ¡Increíble!) no porque se hayan corregido de tajo los problemas del curso anterior – cosa imposible- sino porque por la mente de Valverde y su decisión, que bien podría parecer lógica, más no lo era tanto hace un mes, se recobra(?) el poder anotador de una de las dos bestias que el destino puso en nuestro tiempo.

Lo diré fácil y espero no me malentiendan, Messi es un arma con mayor potencia que la MSN en conjunto. Ojo, no digo que es mejor que los 3 juntos, sino que la capacidad de goleador de Messi te acerca más a la victoria que lo que producían en conjunto Neymar, Luis Suárez y el mismo Leo. Y todos sabemos lo que produjeron esos 3 locos.

Al final, creo que Neymar le termino haciendo más daño a Leo, de lo que Leo a Neymar. Con Neymar y Leo en el mismo equipo pronto el brasileño iba a ser el mejor del mundo al impulsarse en su trampolín personal, el argentino. Un argentino que iba a ceder el trono antes de tiempo pues era ventajoso; uno, para èl, pues le disminuía carga; dos, para su equipo, que tendría dos monstruos desatados y le recuperaría de una pequeña crisis de forma rápido; y, tres, para un amigo, el propio Neymar. Sin embargo al término de este verano, como si de Dany Zuco y Sandy se tratara, los protagonistas de esta historia se separaron. Con Neymar en París, Leo, solo de nuevo, y muy cerca del área otra vez, recobra vigencia en la cima.

Lionel Messi es quizá el único jugador de la historia del que no sabemos con certeza si preferimos su definición o su capacidad creativa algunos metros átras. Demostrando ambas cosas ha ganado Copas de Europa, y vaya, aunque nosotros determinamos periodos de sus carrera donde predominó una de las dos, en realidad nunca deja de hacer ambas actividades. Muchas veces se ha dicho pero pocas lo hemos interiorizado: en verdad, no somos conscientes de lo que estamos viviendo. La de ayer no fue una noche especial, en él, fue, una noche más. Sin embargo, en 10 años, cuando no sepamos nada sobre Leo, suplicaremos por una, aunque solo sea una, noche cómo ésta.

¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Deja un comentario

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »