Marcos Llorente; triunfar en el Real Madrid con escala en Alavés

Su temporada debut en LaLiga está dando de qué hablar; Marcos Llorente se está consolidando en la élite con una misión clara: regresar al Real Madrid.

Por: Miguel Balderas

“Mi sueño es el Real Madrid, quiero volver”. Marcos Llorente (Madrid, 1995) no se esconde. Lo tiene claro desde que tomó la decisión de salir cedido a inicio de temporada. Su campaña en el Deportivo Alavés lo ha puesto en la élite de LaLiga y actualmente es el mejor recuperador de toda la liga española.

Me parece esencial que se haga énfasis en quién es la familia de Marcos –sí, como en cada artículo dedicado hacia él–. El mediocentro de 22 años es hijo de Paco Llorente, nieto de Ramón Grosso y sobrino-nieto de Paco Gento; un ADN 100% madridista recorre su sangre por lo que la presión está a la orden del día, pero para el canterano de La Fábrica eso parece no ser un problema y así lo demostró al adueñarse del centro del campo en diversos estadios donde ha dejado recitales a lo largo de esta, su primera temporada.

Llorente se ha destacado por sus amplios e inteligentes recorridos, así como su facilidad para jugar el balón y darle buen trato para salir jugando; incluso no desentona ni un poco a la hora de pasar ¾ de campo; tiene dos asistencias en el curso. Aunque se debe hacer hincapié en su visión de juego, tiene un golpeo educado y sabe usar ambas piernas, puede ser una gran arma para montar contragolpes certeros.

Las 183 recuperaciones que suma –sólo en LaLiga y hasta la Jornada 23–, lo hacen el mediocentro con más balones robados. Además tiene una efectividad del 89% a la hora de hacer pases cortos, mientras que en trazos largos obtiene un 70% de acierto. Su posición exige ser parte del juego duro y a veces sucio, hay que decirlo, aun así, Marcos Llorente recibe falta casi como las hace, apenas seis de diferencia.

Marcos Llorente, 2016/17.

Sus números en sí ya son impresionantes y no corresponden a los de un debutante, pero incrementa la sorpresa cuando te das cuenta que en la 2015/16 estuvo jugando en la Segunda B con el RM Castilla.

La siguiente misión de Marcos es adueñarse de la Copa del Rey el próximo 27 de mayo cuando el Alavés se enfrente al Barcelona en el Vicente Calderón. Ahí podría ser la graduación del joven madrileño que seguramente posterior a ello, estará haciendo maletas para regresar a casa, al Real Madrid, donde podrá empezar a escribir su historia y continuar el legado que sin pedirlo, ya le ha dejado su familia.

¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest


Deja un comentario

Connect with:



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »